Richard Yates

  • Traducción de Julio Fuertes Tarín

Escrita casi en su totalidad a partir de conversaciones extraídas de chats de Gmail, Richard Yates encapsula a la perfección la soledad, la alienación, el aburrimiento y el abandono de millones de adolescentes que ven discurrir sus vidas a través de las pantallas líquidas de sus ordenadores portátiles. Los protagonistas de esta novela (titulada paródicamente en honor a Richard Yates, por el amor desgarrado e imposible que retrata) se llaman como dos célebres actores norteamericanos que dieron sus primeros pasos en la pantalla grande siendo todavía unos niños: Haley Joel Osment y Dakota Fanning. Haley y Dakota están enamorados pero viven en ciudades distintas. Su relación se va cimentando a través de eternos chats desolados donde los trastornos alimenticios de ella se solapan con el nihilismo y la desazón de ambos. Una novela brillante, endiabladamente inteligente, delicada y sutil de cuyas páginas uno no puede levantar la vista ni un segundo. Más adictiva que Internet, Richard Yates está destinada a convertirse en la nueva Biblia de la generación iPhone.

«Richard Yates es una emocionante, divertida, sensible y descorazonadora afirmación meditativa de la vida extrema –extrema alienación, extrema intimidad, extrema confusión y extremas esperanzas– que resultaría de la mezcla de la Jean Rhys más filosófica con el Hemingway más sui generis.» JAMES FREY

«Richard Yates es sorprendentemente divertida, inteligente y provocativa. Tao Lin es el Kafka de la generación Facebook. Posee una de las más preciadas cualidades que pueda tener un escritor; crear escuela, sonar auténtico y hacer que cada nuevo libro sea mejor que el anterior. Tao Lin podría considerarse, sin duda, el escritor más importante de su generación.» CLANCY MARTIN

«Richard Yates es como una paloma con noventa garras. Inconcebible y a la vez totalmente plausible en el mundo en el que vivimos.» DANIEL HANDLER

«Richard Yates es sorprendentemente extraño, perturbador y bueno.» Time Out New York

«Un imperturbable estafador literario.» New York Times

«Tao Lin escribe inspirándose en estados de ánimo que otros escritores considerarían poco interesantes –la vagancia, la inactividad o el más profundo aburrimiento resultan emocionantes y extremadamente cómicos–.» MIRANDA JULY

«Absolutamente fascinante y bien escrita.» EMILY GOULD

«Excitante y estimulante.»
San Francisco Bay

«Tal vez sea éste el futuro de la literatura.» Austin Chronicle

«La profunda fascinación que ejerce la búsqueda del sentido de la vida en los libros de Tao Lin es a la vez cómica y profunda.» Publisher’s Weekly

«La escritura de Lin recuerda a los primeros libros de Bret Easton Ellis o al primer Douglas Coupland, sumándole a todo ello una gran y peculiar profundidad beckettiana.» The Guardian

«El finísimo y extremadamente corrosivo sentido del humor del autor no podría alcanzar sus altas cotas de acidez si fuera presentado en otro estilo más, digamos, barroco. Además, es altamente meritorio que, a pesar de que al leer el libro el lector se aburre irremediablemente, no por ello tiene deseos de desistir en su lectura. Más bien sucede al contrario: que de la mezcla de un estilo áspero, una narración telegráfica y una historia insulsa, nace un libro que engancha. […] Si algo consigue Lin en esta obra es hacer del aburrimiento magisterio.» ADOLFO LLOPIS IBÁÑEZ, La Torre del Virrey

«Más allá de la sensación de perturbador aburrimiento que me provoca su lectura, ésta resulta extrañamente adictiva. He aquí, la virtud y el curioso y brillante trabajo de Lin: mantener la coherencia entre lo que se cuenta y cómo. Sólo queda esperar a que el tiempo sitúe – consolide – , en el lugar que le corresponde, esta rareza literaria.» ROSA BAO, Achtung! Magazine

«Lo que en un principio parece un Romeo y Julieta cibernético acaba por convertirse en una apología de la inestabilidad y la soledad juvenil en la sociedad moderna. […] Este autor se atreve a explotar la soledad y el dolor emocional hasta hacerlos casi protagonistas de una novela en la que existe una tensión continua que no se deja atrapar.» ALEJANDRA GARCÉS, The Way Out

«Lin ha dejado de ser una broma de chiquillos con tumblrs y se ha convertido en un autor a tener en cuenta.» BEGOÑA GÓMEZ URZAIZ, Cultura/s - La Vanguardia